Sé lo que hicieron el domingo pasado

Ayer domingo 10 de junio del año 2012, en lugar de disfrutar unos “drinks” con los amigos en un jardín, todo el pueblo mexicano quedo plasmado frente de las pantallas de diferentes tamaños, viendo cuatro personajes, tres hombres y una mujer, explicando porque cada uno de ellos opina que el (o ella) debe ser el próximo líder de México. Fue una experiencia rara y poco satisfactoria, por cual seguramente no sacrificaría otra noche de domingo. Lo que es mucho más interesante son los reacciones y consecuencias que traen estas elecciones a México.

Así que yo decidí dar mi opinión sobre cuatro candidatos, sobre sus campañas y la debate de domingo, porque mi opinión, completamente ajena a cualquier interés y objetiva, puede resultar interesante.

En general, en esta campaña hemos visto unas cosas nuevas y modernizadas, lo último en tendencias políticas incorporado en discurso político tradicional de México y América Latina, que siempre es un poco más populista que en pueblos germánicos y anglo-sajones. Esta vez, es interesante la presencia de un cierto pensamiento liberal, según yo, la única dirección lógica en cual se puede ir en este momento.

En particular, México va, como cualquier otro pueblo, a obtener al presidente que merece. Los candidatos que tenemos ahora son exponentes del momento histórico. Primero la dama: Josefina Vázquez Mota, mujer que se ha preparado por años para cumplir con una campaña presidencial, la cual ha hecho tantas cosas buenas participando en previos gobiernos, se ha equivocado en cosas puramente técnicas de la campaña política y va a pagar por estos errores…perdiendo. Un error, por ejemplo, es enfocar la campaña en las mujeres, pensando que las mujeres van a votar por una mujer. Eso nunca funciona. Las mujeres son educadas desde muy pequeñas para poner su seguridad en manos de los hombres. Nos protegen nuestros papas, nuestros esposos y hermanos. Podemos hablar de igualdad e independencia; pero en realidad nos gusta ser apapachadas. Creemos más en los hombres que en otras mujeres. Por esto JVM debió enfocar su campaña en otro “target”. Ayer en el debate, sólo mostró de nuevo que su campaña es confusa, sin una idea clara a quién y por qué se enfoca. Además, no sé quien la esta aconsejando; pero sus técnicas oratorias son muy malas. Ya sé que habla tan despacio para sonar más dramática y clara; pero en realidad suena poco confiable y rara.

Después, la estrella: Enrique Peña Nieto sinceramente se ve como un futuro presidente, muy decente. Sus técnicas y su campaña son increíblemente buenas. El es candidato de un partido con una historia complicada y muchos problemas, del cual se percibe absoluta falta de orientación. No son izquierda, no son derecha, pero les gusta poder. EPN, por otra parte se ve y se escucha como alguien a quien el poder cae bien, como alguien quien se siente muy natural mandando y quizás esto no es malo para México ahora. Lo que a la gente no le gusta sobre él es que se ve… demasiado saludable. No se ve como alguien que sufre mucho por México. Y a nosotros nos gustan los mártires. Nos gusta que alguien se le caiga el cabello y que tenga bolsas bajo sus ojos por no dormir tantas noches velando por México. Pero el equipo de la campaña de EPN notó esto y lo hizo muy bien en los videos de la campaña: en los videos de los estados, EPN parece más gordo de lo que es en realidad, usa camisas tipo “Suburbia” y se ve mucho mas canoso. Estoy segura de que eso es a propósito y me gusto esta idea.

El tercero, al menos en este artículo, el ídolo de los jóvenes, Andrés Manuel López Obrador: El es el único que puede ser la elección peligrosa de este año. AMLO es candidato de las izquierdas, una política que de por sí es peligrosa, no sustentable y obsoleta; pero a él no le importa la ideología. El es un personaje al cual solo le importa el poder y lo ha mostrado varias veces. Su discurso ha mejorado en el último debate; pero todavía se le nota su herencia de políticos del pasado: no se cree muy responsable por lo que dice, porque en realidad no le importa. Por ejemplo, ayer dijo que va a crear un millón de empleos. Para que gobierno cree un empleo, se necesitan 100 mil pesos, más o menos, así que para millón de empleos… 100 mil millones de pesos. Este es una de las muchas razones por las cuales el socialismo no funciona, créanme, yo soy de un país ex socialista y lo he visto con mis propios ojos. Pero AMLO ahora tiene atrás de sí un poder que nadie, incluyendo el mismo, no esperaba. De repente, atrás de un político gastado, político con discurso obsoleto, de un burócrata viejo, se pone un ejército de los jóvenes y estudiantes, intelectuales y profesionales, que en lugar de mirar al futuro, están volteando hacia atrás. Pues ok, dicen que ser joven y no ser comunista no es normal; pero lo que yo no entiendo es ¿qué es lo que ven en AMLO? ¡Qué elección tan mala jovencitos! Además cuando veo los estudiantes de UVM, Tec y Ibero en la calle buscando comunismo… mientras que sus papás están trabajando en las empresas capitalistas para pagar sus escuelas escandalosamente caras… ¡No tiene sentido!

Y el último: Gabriel Quadri, la absoluta sorpresa del año. Todos sabemos cuál es el problema con él: la maestra. Además de esto, el es ciertamente una briza de aire fresco en el escenario político mexicano. Sus ideas liberales me recordaron mis días en Alemania, y el tiene razón en muchos puntos. No, él no puede ser presidente; pero hay que esperar que del sus ideas surjan en algunos otros líderes para algunas próximas elecciones. Porque las grandes batallas todavía están por venir.

image

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s